Cómo preparar un monólogo cómico

Creo que en esto estamos todos de acuerdo: hacer un monólogo cómico y que el público te preste atención y se ría a carcajadas no es tarea fácil. Es más, dicen que es un hito que solo está al alcance de algunos grandes como, pero para eso escribimos este artículo, para que puedas preparar un buen monólogo que enganche sin necesidad de ser Leo Harlem.

Tabla de contenidos

1. Elige una temática

Mantener una línea principal y coherente durante tu monólogo cómico es clave para no perder la atención de tu público. Si divagas entre varios temas sin relación entre ellos y cambias más de temática que de ropa interior, es más que probable que confundas a los espectadores y pierdan el hilo del monólogo y, con ello, el interés.

Uno de los temas recurrentes que usan los mejores monologuistas es hablar de algo que esté de moda: actualidad. Es un recurso muy usado, ya que es una temática que está en boca de todos y puedes aprovecharlo para darle una vuelta y aportar un toque crítico o sarcástico con humor a un tema candente. 

Otra fórmula que suele funcionar es coger un tema que a priori es tabú y transformarlo dándole un toque humorístico. Muchas veces se usan analogías al sexo, eso de que no se puede hablar, pero puedes hacer menciones no explícitas con acciones o comentarios cómicos.

Las situaciones de la vida cotidiana es otra de las temáticas que te ayudará a conectar con tu público.

Como preparar un monologo comico (1)

2. Gestiona bien el tiempo

La duración de un monólogo suele venir impuesta por el organizador del espectáculo, no es algo que suela decidir el monologuista. Eso sí, suele tratarse de intervenciones bastante breves, de un máximo de 15 minutos. Puede parecerte algo corto, pero se puede convertir en una eternidad si no se gestiona correctamente el tiempo del monólogo.

Si hablas muy rápido, puede que quemes tu monólogo demasiado pronto y te quedes en blanco o te verás obligado a improvisar, lo que puede salir regular. En este caso es altamente recomendable jugar mucho con las pausas, ya sean pausas «dramáticas» para conseguir un ambiente  de tensión e incertidumbre, o pausas derivadas de preguntas retóricas a las cuales puedes dejar sin respuesta para conseguir un halo de misterio. No olvides de contar con las pausas para las risas.

También ten en cuenta que tu monólogo no puede ser demasiado largo, ya que se puede hacer pesado. Tienes que intentar lograr la duración justa gestionando bien los «tempos». 

3. No te quedes quieto

El escenario para monólogos cómicos suele consistir en una tarima vacía con una silla o taburete en el centro y un micrófono. Nada especial la verdad.

Así que para aportarle dinamismo al monólogo, lo mejor es que te levantes, te muevas por el espacio y que no te quedes quieto demasiado tiempo. Estar todo el monólogo sentado puede suponer un grave error, ya que el público se acostumbran a una misma situación y puede perder la atención.

En conclusión, el consejo es: Juega con el espacio.

Como preparar un monologo comico (1)

4. Escribe un guión

Puede que sea un consejo obvio, pero no está de más mencionarlo. Es importante que escribas lo que vayas a decir en tu monólogo, pero atención, no solo eso, también es recomendable añadir anotaciones de si vas a hacer una pausa, el tiempo que deberías llevar de monólogo en ese momento, etc. Todo detalle te será de ayuda.

Y ya que lo tienes escrito, un buen recurso es que lleves apuntado las partes cruciales de tu guión en tarjetas que te ayudarán a seguir el hilo durante el espectáculo. Aunque te lo sepas de memoria y creas que no las vas a necesitar estas tarjetas auxiliares te pueden servir de salvavidas, ya que el pánico escénico u otros factores pueden dejarte en blanco. Mejor prevenir que curar.

5. Escoge el tono de tu discurso

Otro detalle a tener en cuenta es el tono con el que te vas a dirigir a tu público. Puedes escoger un tono más informal, lo que te hará más cercano y a la vez más distendido, que igual es lo ideal en este tipo de monólogos cómicos (y el más utilizado).

Pero puedes buscar tu propio registro. A modo de ejemplo, un tono formal creará algo de distancia al ser más serio, pero a la vez es ideal si le quieres dar un toque de sátira a tu show. 

Lo importante es que no te cueste expresarte y que te sientas a gusto y que te ayude a conectar con los espectadores.

6. Elige tu vestuario a consciencia

Cómodo. Esa es la palabra que describe lo que tienes que tener en cuenta cuando elijas tu ropa. En este punto ocurre algo similar al punto anterior: la clave es escoger un outfit que encaje con tu personaje, tu personalidad y con el que te sientas cómodo.

Eso sí, tampoco hace falta pasarse de cómodo, hay que mantener una buena imagen. A no ser que sea parte de tu monólogo, ir en chándal no suele ser la mejor elección.

Pero si eres indeciso, te recomendamos el look más típico que puedes encontrar entre los monologuistas famosos: Americana informal, camiseta o camisa por fuera del pantalón, pantalón chino básico o vaqueros y bambas o zapatos cómodos. Ah y arremangarse las mangas de la americana, todo un clásico.

como preparar un monologo comico

7. No temas usar anécdotas personales

¿Te suena eso del story telling? Pues es una técnica muy recurrente en todos los monólogos y usada por los mejores monologuistas: añadir a tu discurso toques personales de tu vida o hablar de cosas que te han pasado y que también le han pasado a ellos. Esto tiene un perfil más psicológico, ya que apelará a la empatía y a sus propios recuerdos.

Por ello, puedes contar desde lo que te pasó cuando tenías 6 años y estabas aprendiendo a montar en bici con tu abuelo mientras el perro de tu vecino os perseguía, hasta lo que trajo tu compañero de trabajo vegano ayer para comer a la oficina.

Y si no tienes un recuerdo que enlace con tu temática, no dudes en crear uno nuevo. Invéntatelo. En tu monólogo no se juzgará si te lo estás inventando o no, todo ello formará parte de tu personaje.

Hasta aquí las 7 claves de cómo preparar un monólogo cómico con éxito. No sé si lo ves muy complejo o muy fácil, lo que sí que creo es que practicarlo una cuantas veces teniendo en cuenta todos estos aspectos te asegurará subir al escenario con confianza. ¡Mucha suerte!

Escrito por

Esteve Gili
CMO & Head of Content (que suena muy bien), pero para resumir lo que hago: encargado de la gestión, creación y planificación de estrategias de marketing de contenidos a nivel digital y del mantenimiento web (entre otros).

Artículos relacionados

mejores monologuistas 6

Los 10 mejores monologuistas españoles

Por qué incluir un monologuista en tu evento

Por qué incluir un monologuista en tu evento

Patatas Meléndez lanza su nueva imagen con el actor y humorista Leo Harlem

Ir arriba